ES NOTICIA:

Mundial Rusia 2018 Croacia busca sentarse en la mesa de los campeones


Antonio Zambrano


La mesa de los campeones de mundiales de fútbol podría aceptar un nuevo miembro este domingo: Croacia. Un sitio exclusivo que lideran los brasileños con cinco trofeos, luego alemanes e italianos con cuatro cada uno, detrás de ellos están Argentina y Uruguay con dos y por últimas Inglaterra, España y el rival de Croacia el domingo, Francia, con una cada una. Los croatas buscan ser la novena selección que se sienta en la elite de la historia.

Este sueño de Croacia nació hace 30 años cuando Yugoslavia se disolvió y tras una guerra con Serbia, donde murieron decenas de miles de personas (el abuelo de Luka Modric entre ellos), logró la independencia siendo el país naciente más joven en disputar una final del mundial. Hace 20 años se quedaron a las puertas de hacerlo cuando llegaron a las semifinales del mundial Francia 1998 pero luego de ir ganando 1-0 terminaron perdiendo 2-1 ante los locales y se hicieron en el partido que nadie quiere jugar del tercer puesto.

Croacia es el segundo país con menos población que jugará la final de un mundial detrás de Uruguay, y es la única nación que ha tenido que atravesar por tres prorrogas para alcanzar la final; por lo que podemos decir que los croatas, a diferencia de Francia, han jugado un partido más, un factor que puede ser determinante el domingo, aunque Croacia con la mentalidad que llega y el embrión anímico que tiene saldrá a darlo todo.

El conjunto del ajedrez ha pasado por más que problemas para llegar hasta aquí, en las eliminatorias. Islandia los mandó al repechaje, en octubre despidieron al director técnico anterior por mala relación con las estrellas, pero cuando sonó el silbato en Rusia fueron otra cosa. Avanzaron con nueve puntos en la tanda de grupos (aquí estaba Argentina), en las fases definitorias se fueron a penales ante Dinamarca y Rusia, y luego en la semifinal lo mataron con un golazo de Mandzukic en el extra tiempo. Ese gol es hasta ahora el más importante de la historia de Croacia. Como dato curioso es que los tres partidos de fases finales los empezaron perdiendo y han logrado igualarlo en dos oportunidades y remontaron la semifinal ante los ingleses.

Los europeos tienen un equipo con grandes figuras que además dejan todo en la cancha con jugadores como Mandzukic, Perisic y Rakitic aparte de ser muy buenos jugadores, han demostrado su sacrificio y compromiso con la causa croata. Hay un jugador que sin duda merece un nombramiento especial: Luka Modric. El 10 del Real Madrid se ha cargado el equipo al hombro, ha derrochado su talento y calidad, es increíble verlo jugar, su forma de entender, qué hacer en el momento preciso, su manera de tratar el balón y su inteligencia, son solo pequeñas cualidades del mejor jugador del mundial. Ha disputado en su totalidad todos los minutos y ha dejado todo en la cancha, al minuto 115 ha hecho un pique como si fuese el minuto tres del juego, es impresionante la entrega que quiere y si por merecimiento fuese, nadie merece más el mundial que “Lukita”. Serio candidato al balón de oro, ya que puede estar en esa pequeña elite de jugadores que han ganado Champions y Mundial en el mismo año.